No abras correos  electrónicos de desconocidos

No abras correos electrónicos de desconocidos

Mucho cuidado!! Hay correos electrónicos que pueden infectar e incluso secuestrar tu PC

En la actualidad proliferan estos casos.  Otros intentan robar información confidencial a través del engaño. Y también hay casos en los que se intenta usar tu buzón para multiplicarse y dañar otros ordenadores. Las consecuencias en el orden jurídico (por infracción por ejemplo de la normativa de protección de datos) y económico (vía pérdidas por  pago de indemnizaciones  o sanciones, o ser objeto de estafas, secuestro de datos, etc. )  pueden ser enormes. 

Para evitar infecciones dañinas y de consecuencias desastrosas para tu bolsillo, conviene que resistas el impulso de abrir todo lo que entre en tu buzón de correo.  Os facilitamos los siguientes consejos:

1. Si no has solicitado nada, no abras el mensaje.

Es una regla fundamental: si no has solicitado nada a una persona o una empresa, esta no tiene por qué enviarte instrucciones de ningún tipo, ni mucho menos archivos adjuntos. ¿Por qué debería hacerlo?


Cuando estemos ante un correo electrónico de procedencia desconocida nos debemos hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tengo que ver yo con este mensaje?
  • ¿Por qué me han enviado este correo ahora?
  • ¿Tiene razón de ser lo que me están pidiendo?

Si no consigues contestar esas preguntas, no abras el mensaje ni mucho menos ejecutes el archivo adjunto que contenga.  

2. ¿Texto sospechoso? 

Los mails con estafas o malware suelen tener siempre la misma estructura. Sus características son fáciles de reconocer, y suelen ser las siguientes:


Frases incomprensibles y palabras extranjeras, debidas al uso de un traductores automáticos; Errores ortográficos e incoherencias en el texto; Imágenes mal encajadas o en baja resolución; Falta de referencias a tu persona; Sentido de urgencia: los textos son casi siempre alarmistas o hacen referencia al arreglo de calamidades…


En estos casos conviene copiar y pegar las frases más extrañas en un buscador para confirmar  o descartar que estamos ante una situación de estafa observando los resultados de la búsqueda. 


3. ¿Qué hacer si hay un archivo adjunto?

El auténtico peligro se esconde tras los enlaces y los archivos adjuntos. Estos últimos son los responsables de casi todas las infecciones por correo.

Los navegadores más seguros y las aplicaciones de correo más avanzadas suelen efectuar controles por ti -un ejemplo es Gmail-, pero resulta muy prudente  pasar el archivo por un antivirus actualizado. 


4. ¿Cómo actuar si nos remiten un enlace?

Si estás ante un enlace en apariencia legítimo, pasa el puntero del ratón por encima para ver cuál es la dirección real. 


5. No contestes nunca ni tampoco lo reenvíes

Contestar un correo sospechoso proporciona datos valiosos al cibercriminal. Para empezar, le dice que tu dirección de correo es real y que estás disponible. 

Tampoco se debe de reenviar el correo pues se crearía una cadena de correo perniciosa.


6. En caso de duda, contacta a través de otro medio

  • Si es una persona, llámala, ábrele un chat o envíale un SMS (pero no le envíes un correo).
  • Si es una empresa, ve a su página web y contacta a través de su formulario oficial (o telefonéales). 

Por supuesto, si se trata de un mail enviado por un conocido, lo más seguro es que su buzón o dirección hayan sido suplantados o secuestrados para enviar correo fraudulento. Debes de ponerte en contacto con él y comunicarle estas circunstancias. El contacto no se debe hacer  utilizando esa dirección mail. 

7.- Reduce el spam

 Según VirusList el 69,6% del tráfico de correos de Internet es spam o correo no deseado. 

Algunos consejos para evitar el spam:

  • Revisad las configuraciones de los servicios en los que estéis registrados. En ocasiones, proporcionan la opción de activar/desactivar las notificaciones por correo electrónico.
  • Darse de baja de las suscripciones que ya no os interesen. Los correos publicitarios incluyen en el pie la opción para hacer esto.
  • Filtrar o bloquear los correos spam en vuestro cliente de correo electrónico para que no se cuelen en vuestra bandeja de entrada
  • Revisad los términos de privacidad siempre que os registréis en algún sitio web para comprobar si vuestros datos van a ser cedidos a terceros para fines publicitarios.
  • Si vais a compartir vuestra dirección de correo en algún sitio web de Internet (foro, blog, etc.) utilizad algún truco para que ningún programa automatizado, al rastrear al web, la encuentre. 
  • Cread una cuenta de correo electrónico alternativa que utilicéis sólo para registraros o hacer uso en sitios web poco importantes para vosotros.
  • No contestéis nunca a correos spam, con esta acción lo único que conseguiréis es confirmar que vuestra cuenta está activa. Por lo que os seguirán enviando más correo spam. 


FABRIZIO FERRI-BENEDETTI . Viruslist.